top of page
Search

Como si nos hiciera falta más trabajo como Emprendedor...

Uno de los principales problemas u obstáculos que nos enfrentamos los emprendedores o

dueños de pequeños negocios, y de hecho, pienso es la principal causa por la cual acabamos fracasando: la falta de ventas.





Definitivamente muchos tenemos muy buenas ideas, el problema es que no las llevamos a

cabo, no las ejecutamos, y cuando lo hacemos, casi nadie se entera de nuestra propuesta

comercial. Pensamos que con tener un buen precio será suficiente para que todo mundo se

vuelva loco y nos quiera comprar. Definitivamente no es así.


Desde hace tiempo vengo pensando mucho en eso. Cuando analicé cerca de 40 proyectos en los que he estado involucrado en estos 22 años con nuestros negocios en Estados Unidos, me he dado cuenta que siempre que intenté ser el más barato fracase doblemente, primero porque nunca logré serlo, pues la competencia siempre reacciona formando una guerra de precios, después, porque obvio, las ventas no llegaron y el negocio o proyecto acabo cerrando, se murió. Y muchos de estos tenían algo más que contar que simplemente un buen precio. Ahí es donde necesitamos trabajar más.


Ya he hablado y seguiré haciéndolo de estrategias de diferenciación y cómo en lugar de pensar en vender barato, deberíamos retarnos a aumentar nuestros precios aumentando más el valor que entregamos a los clientes. Pero hoy quiero hablarte de algo más. De nada sirve ser sorprendentemente diferente, si nadie se entera.


Hoy mientras leía una nota titulada “Desvelando la realidad del marketing digital, porque las

redes sociales no son la solución mágica que las Pymes creen”, en el portal marketinghoy.com y que te dejo el enlace aquí enseguida, me puse a pensar mucho en mi experiencia reciente en la búsqueda de aumentar las ventas de mi negocio.




Hace 3 años inicié en dos de mis negocios con redes sociales. Con toda la pena del mundo, con muchas dudas, con miedo a fracasar, como todos. Pero algo me hizo continuar, sin importar si funcionaba o no. De hecho, por muchos meses no funcionó nada a pesar que varios videos se pusieron virales, lo cierto es que las ventas no viralizaban, se quedaban igual.


Pues de tanto darle y darle ocurrió que primero, aunque publicábamos mucho, de repente me llegaban mensajes preguntando “a qué te dedicas?”, lo cual me hizo pensar que en realidad no estaba comunicando correctamente. Entonces, ajustamos y ajustamos hasta que de repente hubo algo que hizo que las ventas empezaran a llegar, pero dos años después de empezar y cientos o miles de horas y dólares después. Me arrepiento, no. Pero no ha sido fácil, no es de publicar un video y ya. Lo cierto es que me ha ayudado muchísimo a crear una marca, en ser reconocido en la industria en la que me encuentro. Pero no lo es todo.


Debo reconocer, como el artículo lo indica, que no hemos trabajado en otras formas de

comunicarnos con el cliente, lo cierto es que siempre fuimos análogos, de ir a tocar puertas,

pero nunca lo hicimos digitalmente, y definitivamente ahora nos hace falta, porque el algoritmo no siempre está a tu favor, así como tienes videos de decenas de miles de vistas, de repente tienes otros que no los ve ni tu esposa e hijos (de hecho, eso pasa con la mayoría de mis videos, jajaja).


Pues ahora nos toca trabajar muy fuerte la página web de nuestras empresas, tenemos que no simplemente cumplir con el decir que tenemos un sitio, sino que realmente nos traiga flujo.


Desde hace más de un año que conozco la importancia de tener un buen blog, que te permita posicionar palabras clave para que cuando alguien se vaya a Google a buscar un tema aparezcas en la primera página de resultados y puedas también atraer ventas. Pero ahora, no solo se trata de publicar una vez por semana y esperar mágicos resultados.


La inteligencia artificial está de moda, pero es una realidad, y así como hace dos o tres décadas todo mundo hablaba de tener una página web, luego Facebook y muchas otras redes sociales después, ahora toca ver como utilizar todas esas decenas de plataformas que están brotando de todas partes para beneficio de nuestras empresas.


Cada vez pienso más que todas estas soluciones son una gran oportunidad democratizadora para las pymes, de acceso a los clientes, de pelear con los grandes. De entrada, no es fácil que a un empleado de alguna multinacional le permitan utilizar ChatGPT para beneficiarse. En cambio, tu pequeño emprendedor sí puedes, pero no la usas por falta de tiempo.


Un día mi jefe me dijo que el dueño de una empresa como un CEO debe pasar 80% de su

tiempo vendiendo. Pues ahora, pienso que del 80% del 80% debe estar enfocado a vender

digitalmente y a utilizar las nuevas herramientas. Yo ya lo estoy haciendo. Estamos destinando mucho tiempo y esfuerzo a eso, y estoy seguro saldremos adelante.


He descubierto una herramienta que te permite publicar decenas de posts en tu blog

diariamente, publicar cientos o miles de veces por mes, y aunque cada post tenga 2 o 3 vistas, de tanto que se imprime, algo se vuelve viral, y lo demás, te aporta varios cientos de visitas al mes. Y esto apenas empieza, porque además de publicar en tu página web, también puedes repostear en grupos de Telegram o incluso en tus redes sociales. Y todo, con unos cuantos minutos para configurar el tema.


Si te interesa conocer más de esto, no dudes en enviarme mensaje, porque definitivamente

tienes que tomar acción, antes que tu competencia lo haya hecho y te vuelvas a quedar atrás.


Suscríbete y comparte este boletín si te aporté algo hoy y crees le puede ayudar a alguien más.



Tu amigo,



Edmundo Treviño




Redes Sociales



👉Facebook,♥️ Instagram, 👉Twitter, ♥️LinkedIn, 👉tiktok, ♥️YouTube



Post: Blog2 Post
bottom of page